también

Asirón también te 'okupa' el buzón

Vuelvo de correr, con la lengua seca fuera (tipitapa, tipitapa. Ko-rri-ka), entro en el portal, abro el buzón y... booooooom. Mi pulsómetro registra un pico, el terror está aquí. Meto un grito y pego un salto hacia atrás, como si hubiera encontrado una multa de la zona azul o una carta exigiéndome el impuesto revolucionario.

Los de Bilbao también son humanos

Los de Bilbao también son humanos

Pedro Ugarte rejuvenece el género del diario con ‘Lecturas pendientes’, un texto que combina la mirada poética con las necesarias dosis de pimienta cayena

Y todo lo demás también

Y todo lo demás también

La semana pasada falté a mi cita semanal con ustedes, disculpen, pero fue una de esas veces en que la vida decide demostrar quién manda, y entonces todo pasa a un segundo o tercer plano.

Pamplona a veces también merece la pena

Pamplona a veces también merece la pena

Hacía tiempo que no practicaba el género noctámbulo en esta ciudad y como llevo una temporada entregado a los viejos ritos de juventud, me he metido en ella sin pestañear.

La música también es solidaridad

La música también es solidaridad

Siempre. El músico es solidario, siempre. A modo de donar la taquilla de sus conciertos o cediendo los derechos de autor de sus canciones. Terremotos, hambrunas, deshaucios, enfermedades, guerras... ahí siempre está la música.

El sol también se pone en Pamplona

La sombra que creía, detrás de mí, que era un gato era la sombra de un arbusto que se agitaba con el viento extrañamente cálido de septiembre. Es de noche. Aquí es todo posible.