segunda-division

El comienzo rojillo no respondió a las expectativas

El comienzo rojillo no respondió a las expectativas

Menos mal que las cosas no son como comienzan, sino como terminan. El nuevo Osasuna decepcionó en el primer partido. Resultó peor, y sobre todo menos combativo e intenso, que el filial sevillista que arrancó un más que merecido empate. Mal comienzo rojillo.