salud

Nerviosismo e indignación: la vida en Falces y Funes horas antes de comenzar el confinamiento por la Covid

Estas dos localidades de la Ribera Alta de Navarra se unen a Peralta ante el aumento de casos de coronavirus y comenzarán en la noche del martes al miércoles un confinamiento interno que se prolongará durante 7 días. 

El vicepresidente de Navarra explica cómo tomar un café con mascarilla y no ser sancionado con 300 euros

Navarra ha decidido este viernes tomar medidas contundentes ante la expansión del coronavirus en la Comunidad foral. Los datos no son buenos y el crecimiento de casos continúa sin visos de detenerse, al menos así lo considera el Gobierno de Navarra. 

El Ejecutivo foral quiere rebajar la tasa de contagio en los próximos 15 días para evitar llegar el otoño, una fecha con más problemas de salud, con el virus descontrolado. Este viernes han sido 302 los casos y 344 fueron el jueves, cifras muy por encima de los positivos detectados en los momentos más álgidos de la pandemia en los meses de marzo y abril. 

Por este motivo, la consejera de Salud, Santos Induráin, y el vicepresidente Javier Remírez, han presentado una batería de nuevas medidas que restringen aún más la vida social: máximo de 6 personas en reuniones y restaurantes y la barra del bar prohibida desde las 12 de la mañana, entre otras que pueden consultarse aquí.

Entre las medidas para contener la expansión de la pandemia, el Gobierno de Navarra aprobará en unos días el incremento de la cuantía de las sanciones para las personas que no cumplan las medidas preventivas. Por ejemplo, no usar correctamente la mascarilla se multará con 300 euros y la participación en botellones llegará hasta los 600 euros, como mínimo. 

El vicepresidente Javier Remírez ha sido muy explícito al señalar que no se van a tolerar las artimañas para mantenerse en la terraza o el interior de un bar sin mascarilla y ha explicado de una manera muy gráfica cómo hay que tomar las consumiciones para evitar una multa de 300 euros. 

"Hay personas que pueden buscar las rendijas y la picaresca. Hemos detectado gente que, con la excusa de que queda un poco de café o cerveza, están sin la mascarila", ha dicho el vicepresidente, que ha sido claro en cómo hay que tomar las consumiciones en un bar. 

Javier Remírez ha hecho el gesto de retirarse con la mano la mascarilla sin soltarla de las gomas de la orejas. "Parece una tontería, pero no lo es. Hasta ahora hemos sido pedagógicos, pero a partir de ahora la policía tiene indicaciones muy claras y más a partir de este nuevo régimen sancionador de ser ejemplarizantes. Es muy importante seguir todas las indicaciones sanitarias: mascarilla, distancia e higiene. Hasta ahora había primado la pedagogía, pero ahora tenemos que ser más estrictos", ha sentenciado Remírez. 

De esta manera, cuando la policía vea a una persona con la mascarilla permanentemente retirada con la excusa de estar consumiendo puede sancionar al ciudadano con hasta 300 euros, según las nuevas normas del Gobierno de Navarra ante el aumento de casos de coronavirus.