rivera

Las contradicciones de Albert Rivera

El líder de Ciudadanos volvió a cargar en Estella contra el PSN, única opción posible para Navarra Suma, mientras que él y sólo él obliga a Sánchez a pactar con los nacionalistas. Condena lo que él mismo provoca

El pulso de Rivera

Cuando Albert Rivera, dejando atrás un pacto con el PSOE selló otro con el PP para investir a Mariano Rajoy, sin saberlo, firmó una larga penitencia política. 

Dios no lo quiera

Acabo de hacer un ingenuo experimento de comprobación: echar un vistazo a mi última columna antes de tomar las vacaciones y, en efecto, compruebo que en este mes largo nada ha cambiado y que podría hoy repetir su publicación sin tener que corregir nada. 

Daños colaterales

Es sabido que todo esfuerzo inútil abre las puertas a la melancolía. En ella parece estar ya instalado Mariano Rajoy dando por hecho que su discurso de investidura no conseguirá cambiar la decisión del PSOE de votar en contra de su candidatura a la presidencia del Gobierno.

No, Rajoy y Rivera no dicen lo mismo

Vaya por delante mi contento por el hecho de que entre Ciudadanos y el Partido Popular se hayan acordado más de ciento cincuenta medidas reformistas, de lucha contra la corrupción y de mejora del estado de bienestar.

Foto o no foto, esa es la cuestión

Parece que el gran contencioso ahora, tras las amenazas dando un plazo de 48, luego 24, horas para concluir el acuerdo entre el Partido Popular y Ciudadanos, es si Mariano Rajoy saldrá a rubricar el acuerdo para su investidura con Albert Rivera, para hacerse la foto, como quiere el primero, o más bien no, como desea el segundo.

¿Un rayo de luz?

Tras haber escuchado las conferencias de prensa de Albert Rivera y Mariano Rajoy este jueves uno se queda con la esperanza de que, al fin, algo de luz de ve al final del larguísimo túnel que nos ha impuesto esta clase política nuestra.

La inutilidad de la contundencia

Si en alguna actividad humana es necesaria la flexibilidad es precisamente en la política y aunque parezca una paradoja, para ser flexible hay que tener principios, ideas claras y límites bien dibujados.

Rivera y el sí de los niños

Rajoy no ha hecho otra cosa, desde las segundas elecciones de junio, que esperar el sí de los niños. De los niños, porque como tales se han venido conduciendo los políticos desde las primeras, las de diciembre del año pasado.

Albert Rivera, ante nuestra gran oportunidad

Sabido es que Mariano Rajoy presume de no leer los periódicos -más allá de los deportivos, claro; así que debe de estar en la gloria en estos días olímpicos, que él aprovecha para pasear, como cada verano, por Ribadumia con su amigo José Benito, el muy discreto marido de Ana Pastor.

¿Tienen derecho a irse de vacaciones?

Los periodistas que seguimos, a través de las ruedas de prensa en el Congreso, el resultado de los encuentros entre Rajoy y Pedro Sánchez y entre Rajoy y Albert Rivera salimos con la sensación de que aquello había acabado desde el punto de vista de las tareas informativas.

Vivir del mantra

Un mantra no puede repetirse, pues en sí mismo es una repetición. Así pues, hablar de un mantra que se repite es como hablar del agua líquida o del fuego que arde, pero, siendo esto así, el mantra de que Pedro Sánchez es el responsable único, absoluto, del bloqueo político y del desgobierno de España, se repite tanto, tanto, que rebasa con mucho la naturaleza brasa de la mantridad.

Formar gobierno es fácil

Es mucho más difícil madrugar cada día para ir al trabajo o para buscar uno que formar gobierno. También enfrentarse a un devorador incendio forestal, someterse a una intervención quirúrgica o realizarla, sacar adelante una familia con un sueldo de empleado raso.

¿Qué quieren Sánchez y Rivera?

Las urnas han hablado y han sido tozudas. Nueva victoria de Mariano Rajoy y además con más escaños. Retroceso del PSOE y de Ciudadanos.

Rajoy, un candidato cercado

Cuando se escriben estas líneas, el presidente en funciones aún no ha llegado a La Zarzuela, pero cuando pise el despacho del Jefe del Estado continuara siendo un candidato cercado, absolutamente cercado.

Niñatos

Se han pasado dos años rajando contra todo, a la Constitución de las Libertad la tildan de "Regimen del 78", para estigmatizarla como "facha", otro se descuelga diciendo que la democracia en realidad ha sido basurero donde nada ha progresado.

Venezuela en la pelea electoral

Resulta que los problemas de desabastecimiento, recorte de libertades, presos  políticos y demás lacras de un gobierno populista en Venezuela son un problema de Estado para el PP a menos de un mes de la cita electoral, aquí, en España.

Venezuela, Cuba, Rivera, Margallo...

Creo que hay que felicitarse de que españoles insignes viajen a Venezuela. Lo que está ocurriendo en aquel extraordinario país es la consecuencia directa de una acción política, la del chavismo ahora encarnada en la estrambótica y peligrosa figura de Maduro.

El candidato Rivera

Albert Rivera continúa siendo uno de los principales activos de Ciudadanos. Es verdad que el partido naranja ha ido creciendo y que junto a Rivera empiezan a tomar cuerpo otros dirigentes, pero salvo Inés Arrimadas, ninguno tiene el tirón mediático de Rivera.

Más que conocidos

Mariano Rajoy ha dejado dicho que desde el 20 de diciembre hasta ahora los ciudadanos hemos tenido tiempo de conocer a los otros líderes políticos.

Por negociar que no quede

Pedro Sánchez va a cumplir su palabra de intentarlo hasta la extenuación. Tras el desplante de Pablo Iglesias, que dejó sus exigencias en la reunión del jueves y,

Rajoy anuncia que llamará esta semana a Sánchez y no rechazará que acuda con Rivera

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha anunciado este lunes que tiene intención de ponerse en contacto esta misma semana con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para plantearle una reunión en la que piensa volver a proponerle la gran coalición para formar gobierno. También ha asegurado que no rechazará que acuda a dicha reunión con "su socio de hecho", el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Va a ser que no

Mira que nos gusta poner el apellido "histórico" a las cosas: acuerdos históricos, pactos históricos, documentos históricos.

El principio

El pacto logrado entre PSOE y Ciudadanos no cuenta con los votos suficientes para la investidura de Pedro Sánchez, pero es el principio.