relatos-de-plomo

Respeta tú, que yo… según.

Respeta tú, que yo… según.

Vaya días hemos llevado entre el “bus que no miente”, el carnaval de Las Palmas, el Ángel de Aralar y la proposición de ley presentada para que no se televise la misa en La 2 de TVE, sin olvidarme de la página de Relatos de plomo. Una semanita llena de respeto por las creencias de los demás… siempre que éstas sean también las mías, claro está.

Relatos de plomo...pero no tanto

Relatos de plomo...pero no tanto

¿Qué esperábamos? ¿Una subvención? Esa página web resultaba tan ominosa para los cerriles como unos temas de reguetón en el concierto de año nuevo. Barkos y compañía no hacen más que cumplir las verdades que su catecismo proclama.