recepción

Mujeres sin techo de cristal

No son muchas, es cierto, pero son algunas de las que han llegado al poder después de toda una vida dedicadas a la cosa pública.