• jueves, 23 de septiembre de 2021
  • Actualizado 01:42

 

 
 

Rafael Torres

La abstención de Podemos

Si los dirigentes de Podemos quisieran añadir a la satisfacción de creerse muy inteligentes la de serlo, irían pensando en cómo presentar, o representar, o teatralizar, la abstención de su partido en un segundo intento de investidura del candidato socialista. 

Bruselas: la bolsa o la vida

En algún sitio he leído, o escuchado, que la Plaza de la Bolsa, alfombrada éstos días de flores y velas en dolorosa memoria de las víctimas de los recientes atentados, es "el corazón de Bruselas".

Los sondeos mienten, los votos también

Sabemos que las encuestas y los sondeos mienten, pero no tanto como los votos, como los resultados electorales, generados tantas veces por los ofrecimientos y las promesas de campaña que no han de respetarse ni cumplirse.

El numerito de Iglesias

No ha sido muy alto ni brillante en las últimas legislaturas el nivel parlamentario en el Congreso, en parte por la severas limitaciones ideológicas y oratorias de la mayoría de los diputados y portavoces, en parte por la degradación del debate político a resultas de la mayoría absoluta y despótica del Partido Popular en los últimos tiempos, pero a la vista de la inicial aportación de alguna de las nuevas incorporaciones, sustanciada en la presente sesión de investidura, el dicho nivel puede acabar arrastrado por el suelo. 

La que se va, pero se queda

Ni es la primera vez que se va, ni la primera que se va sin irse, pero con tanta reiteración en la misma jugada, los rivales, que a éstas alturas es casi todo el mundo, ya no se desconciertan y pasan de ella.

Nadie ve lo que ve Sánchez

Susana Díaz "no ve" un gobierno de coalición con Podemos. No es la única. En realidad, ver, lo que se dice ver, nadie ve, ni se imagina, un gobierno de coalición PSOE-Podemos, esos partidos tan antitéticos pese a la percepción en contrario de Sánchez e Iglesias, que son los únicos que, impelidos por sus sedientos egos, parecen "ver" esa coalición. 

Los harakiris del PSOE

El PSOE puede hacerse el harakiri de dos maneras: pactando con el PP, y pactando con Podemos. 

La CUP y el "seny"

Los independentistas catalanes habían calibrado bien la debilidad del Estado, pero no la suya propia. 

Senado: la noche del muerto viviente

Si estará muerto el Senado, que el Partido Popular ha reeditado en él su mayoría absoluta. La cosa no tendría mayor importancia si no fuera porque el partido de Rajoy puede obstaculizar desde esa absurda Cámara las leyes que se debatan y se promulguen en el Congreso de los Diputados.

A la caza de Sánchez

Diríase, a la vista de la rara y sospechosa unanimidad en atizarle, que el que ha gobernado éstos últimos cuatro años de empobrecimiento y regresión es Pedro Sánchez.

El galeón San José

Teniendo en cuenta que la actividad submarina del Estado español en lo tocante a la localización, protección y rescate de pecios históricos es nula, y que, rodeados como estamos de mar por casi todas partes, no emplea recursos ningunos para la preservación de los muchos tesoros que contiene, no podemos hacernos muchas ilusiones respecto a recuperar lo que pudiera correspondernos del galeón San José, de la armada española, hundido en 1708 en aguas de Colombia y apalancada hoy su posesión y sus riquezas, unilateralmente, por el gobierno de ese país.

Contre nous de la tyrannie

La federación inglesa de fútbol y la prensa de Londres animan al público que acudirá al partido Inglaterra-Francia a aprenderse la letra de La Marsellesa, a fin de que el himno republicano, la marcha de la libertad, el cantable de la resistencia contra el terror, resuene en el mundo: "Contra nosotros la tiranía / alza su sangriento pendón".

Manda la CUP, ¡manda carallo!

A menos que la CUP facilite este jueves la investidura de Artur Mas mediante el truco de darle los dos votos que le faltan como imprevista iniciativa de dos diputados "desobedientes", los líderes del independentismo podrán encontrar la salida que en el fondo anhelan, pues es la única que tiene el jardín en el que se han metido: que todo quede en agua de borrajas, pero ellos nimbados por la romántica aureola del que ha luchado hasta el final.

Quince millones de ojos

Se dice que de donde se quieren ir los catalanes es del PP, y, en efecto, salvo los pocos que en Catalunya le votan, parece que así es. De hecho, ha sido en los últimos cuatro años, los del infausto gobierno de Rajoy, cuando más independentistas...