presidente

Ezcurra, eterno presidente

Ezcurra, eterno presidente

Cuando me he enterado de que don Fermín Ezcurra se había muerto, he sentido una tristeza acuosa, muy nostálgica, suave pero profunda. He ido al armario, he sacado mi camiseta de Osasuna y escribo este artículo con ella al lado, acariciando el relieve de su escudo al terminar cada frase.

La llamada

¡Hay que ver lo que está dando de sí la conversación telefónica entre Donald Trump y Mariano Rajoy! Pocas veces quince minutos -con interpretes por medio- han generado tanta exégesis y, por qué no decirlo, tanta guasa.

Ante un chico mal criado

Donald Trump fue un populista en campaña, lo cual le dio resultado -no ganó en votos pero sí en representantes y en estados, de ahí que sea presidente de la primera potencia del mundo-, y ha vuelto a ser un populista en su toma de posesión.

Hoy sí que empieza, ay, una nueva era

Mucho, pero mucho, nos gusta a los periodistas anunciar la llegada de nuevas eras. Llegan unas elecciones generales, llega un nuevo líder, la UE da un paso que creemos decisivo en busca de nuevos -o no tan nuevos-- horizontes, el hombre pisa la luna, tenemos dos papas... Yo qué sé.

Trump, Mariano y quien sea

La sombra del triunfante Donald Trump domina durante todos estos días el panorama mundial, incluido nuestro querido país, hasta el punto de que toda la actualidad política se contempla a través del prisma del vencedor del primer martes después del primer lunes.

Mariano

Mariano

Un año después de cosechar el peor resultado electoral de su partido, de perder 63 escaños, de tener el peor dato electoral desde 1989 y pasar de una mayoría absoluta a no poder formar gobierno, Rajoy ha sido investido presidente de nuevo.