pantano

La cara y cruz de la sequía en Navarra: el pantano de Yesa bajo mínimos, bañistas zumbulléndose en octubre

La sequía continúa en Navarra y amplía sus repercusiones. Sin ir más lejos, el pantano de Yesa no llega al 24% de su capacidad y las aguas han dejado totalmente al descubierto unas antiguas termas. Situación que algunos han aprovechado este viernes 7 de octubre para acercarse a ver las antiguas termas y disfrutar de un apacible día veraniego en pleno otoño. Hay quien incluso se ha atrevido a darse un baño.

Por contra, la escasez de lluvias está haciendo que aumente cada vez más la preocupación en el sector agrícola y ganadero de Navarra.  UAGN ha vuelto a demandar la convocatoria con carácter de "urgencia" de la Mesa de la Sequía de Navarra con el objeto de analizar y canalizar soluciones ante una prolongadísima sequía que está incrementando los costes a los ganaderos y que reducirá algunas producciones agrarias.