otegui

I love mis tetas

I love mis tetas

El autor se pregunta si con la exageración se está desvirtuando la "noble lucha" contra el machismo. 

La terca de realidad

Tengo reducidas a una máxima de andar por casa las profundas reflexiones de Karl Popper sobre la realidad; en definitiva la conclusión a la que llegue después de haber intentado bucear en la profundidad del filósofo de los tres mundos, es que la realidad es terca como una mula.

Las plañideras de Otegui

Que la Ley se aplique no debería ser noticia en los estados normales, pero España, como decía un viejo eslogan del franquismo, es diferente. Y no sólo eso, sino que ese cumplimiento provoque que un nutrido grupo de plañideras lloriqueen por una cuestión tan normal.

Otegui en Europa

 De las mil y una frases, dogmas y sentencias que adornan la política y sus recovecos, no creo haber escuchado otra más falsa. Eso de que el nacionalismo se cura viajando tiene tanto de científico como que la tierra es plana.  

¿En qué tejado está la pelota?

Por abrumadora mayoría -quién lo iba a pensar- las bases/círculos/o como se llamen de Podemos han condenado a la hoguera el apoyo al posible pacto del PSOE con Ciudadanos y han elevado a las alturas la llamada "vía valenciana" como salida natural al caos reinante.

Hombres de paz

Con Otegui en mis pensamientos, la necesidad ha hecho que escriba mi opinión con mis cristianas posaderas en el trono de mármol Roca.