neumaticos

Seseña o vivir en el limbo

Mi padre, alguna vez que metía la pata, solía decir como disculpa que él iría al limbo, con los niños y los ignorantes y así le quitaba hierro a la confusión.