• jueves, 29 de julio de 2021
  • Actualizado 07:21

 

 
 

navarros

Los socialistas navarros juegan con fuego

Los cuadros de Urralburu, Otano en el Palacio de Navarra y la estatua de Largo Caballero en Madrid.

43 años después, en 2020, los nietos de aquéllos quieren imponer el revanchismo ideológico y divisor para establecer una República que sea sucesora de aquella del Frente Popular de 1936 que todos sabemos muy bien cómo acabó.