• viernes, 24 de septiembre de 2021
  • Actualizado 19:46

 

 
 

naufrago

Carta de náufrago a quienes dicen querer salvarnos

Hay ocasiones en las que a uno apenas le queda el recurso de la carta abierta, que es la antesala del pataleo, confiando en que, de alguna manera, la botella lanzada por uno, en adelante el náufrago, llegue a las playas doradas de quienes dicen que quieren salvarnos de la isla desierta en la que vivimos quienes no hemos encontrado ni puerto ni refugio en unas siglas.