nada

De la nada al casi todo en Son Moix

De la nada al casi todo en Son Moix

El partido comenzó perdido en la nada y terminó a punto de darlo todo, el empate pudo convertirse en triunfo. Lo que pasó en medio no resulta muy fácil de entender, propio de la noche de Halloween.

Ni Ikea, ni pequeño comercio, ni nada de nada...

En Navarra hay partidos políticos que, bien por sus posicionamientos, o bien por sus acciones, no quieren que por aquí venga nadie y tampoco hacen nada por mantener lo que ya está. Es lo que está pasando con el comercio, que lo están matando en las ciudades y, con el comercio de fuera, que niegan su presencia por eso, por ser de fuera ¿Qué quieren?

Susana y Sánchez, nada que ver

La presentación de la candidatura a las elecciones primarias del PSOE de Susana Díaz, en un acto multitudinario en Madrid, refleja claramente dos modelos de partido que están en pugna en una disputa que tiene difícil síntesis.

Europa, más que nada

"Europa es nuestro futuro común" es una declaración que vuelve a unir a los 27 de la Unión Europea, ya sin el Reino Unido.

Nada perturba al PP

Ni la pérdida de la mayoría absoluta en el Congreso, ni el portazo de Aznar, ni los altibajos del día a día de la política.

Vistalegre II: O César, o nada

Para que la behetría en sentido literal de Vistalegre II no acabe en behetría en sentido figurado, ya ha dicho Pablo Iglesias que él o César, o nada.

...o nada.

Creo que fue en el segundo gobierno de Felipe González, cuando éste le preguntó a Enrique Múgica cuáles eran sus aspiraciones políticas, y el aludido, persona sincera y sin recovecos, parece que contestó: "O ministro o nada". Y fue nada.

Nadie sabía nada

Jordi Pujol gobernó Cataluña durante dos décadas y media con poder absoluto y fue el sostén, el compañero de viaje, el aliado o el accionista con voto decisivo de varios Gobiernos de España.