• viernes, 07 de mayo de 2021
  • Actualizado 19:27

 

 
 

limosna

Notario de mí mismo

Me han contado varias personas el mismo asunto. Yo pensaba que era imposible, que no podía ser cierto. Parafraseando al libro de los libros, necesitaba un “mete tu dedo aquí y ve mis manos; y da acá tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente”.