• sábado, 18 de septiembre de 2021
  • Actualizado 00:45

 

 
 

libre

Por un mundo libre de publicidad sentimental

Una vieja televisión.

Desde que me he hecho de izquierdas quiero prohibirlo todo. Si ayer era el Olentzero para luchar contra nefastos modelos en la lucha contra el cambio climático hoy son los anuncios navideños. 

El miedo es libre

Imagen de la sala de espera de un nuevo centro de salud ARCHIVO

Mi amiga tenía al lado a un joven cuyo rostro le resultaba familiar; lo que la calle diría “un famoso”...