Ley

La Ley de Protección de Datos también llega a Navarra

Aunque no lo parezca, la GDPR (General Data Protection Regulation) ha llegado a Navarra también. Y digo que no lo parece porque, salvo empresitas que se quieren aprovechar del tema, no veo movimientos en línea con una normatva europea que lleva dos años en vigor y que, en realidad, lo que ha pasado esta semana es que ya no es voluntaria, es obligatoria y con multas. Por supuesto, el Gobierno de Navarra, con su curriculum inigualable en el manejo de datos (escándalo de Whatsapp y agujero de seguridad en Hacienda incluidos) no parece que entienda que esta normativa va con ellos. Veremos.

¿Estamos obligados a cumplir la ley?

¿Estamos obligados a cumplir la ley?

Pues va a ser que no. Sin bromas. Sé que sonará raro pero si me conceden un segundo, un párrafo, intentaré convencerles de cómo en una democracia un individuo jamás de los jamases puede verse obligado a cumplir la ley.