lenguaje

 Lenguaje viejuno y lejano en el Parlamento

Los miembros del Parlamento de Navarra, aunque es extensible a todos, seguimos con empeñados en utilizar un lenguaje rígido, esctricto y viejuno, lo que unido a la propia liturgia de los plenos y comisiones, nos hace estar cada vez más lejos de la población y más cerca de lo que quieren los periodistas, que es interpretar lo que decimos sin capacidad ninguna de que los ciudadanos se formen su opinión en bruto. Algo hay que cambiar en estos formatos del siglo XVIII.