juan-carlos-elizalde

Un Hombre de Dios

En un país cainita como España, es extraño que exista una persona de la que todo el mundo hable bien.