joaquin-sabina

Kafka por un día

Un mosquito se posa sobre una superficie..

El otro día me dejaron una bici para hacer un recado y, mientras le daba a los pedales, tarareé ‘Y sin embargo’, de Joaquín Sabina, hasta que al pronunciar ‘por ti la vida entera’ me entró un mosquito por la boca.

Fue sin querer

Miren Gaztañaga y Félix Millet, protagonistas de la semana.

Recuerdo un artículo de Pérez Reverte de hará 20 años en el que decía que le daba mucha rabia que los delincuentes y asesinos se excusaran cuando les pillaban haciendo algo grave y planificado. Me estaré haciendo mayor, pero empiezo a entenderle.