investidura

Lo importante es lo que haga Rajoy, no Sánchez

Quiso Pedro Sánchez acaparar este sábado un último cuarto de hora de protagonismo, saliendo ante los medios a anunciar su renuncia al escaño y sugiriendo que pasa a convertirse en un 'ala crítica' de su partido, frente a la postura errónea que, al parecer, él interpreta que representa la gestora a la que respalda Susana Díaz y que preside Javier Fernández.

Los disidentes

Todo son cábalas acerca del número de diputados socialistas que se saltaran el acuerdo del comité federal que por mayoría (60-40), decidió que habría que abstenerse en la votación de la investidura de Mariano Rajoy.

Investidura no es gobernabilidad

La investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno es ya cosa hecha. El Comité Federal del PSOE aprobó el domingo pasado por amplia mayoría abstenerse en segunda votación.

Paco y la investidura

He leído estos días una historia sencilla, de esas que te encuentras en un lugar poco destacado de un periódico, pero que te ayudan a reconfortarte aunque sea solo un poco con la humanidad, en estos tiempos plagados de abusos, corrupción y gente sin escrúpulos.

Vísperas

Dando por hecho que el PSOE va a acordar, hoy domingo, la abstención ante una nueva investidura de Mariano Rajoy, queda por resolver como se materializa el voto.

Agazapado

El ciudadano Mariano Rajoy permanece agazapado. A la espera del momento en el que el PSOE, derrotado y rendido, facilite con su abstención la investidura presidencial.

Diez días que no van a cambiar nada

Sirva el magnífico título de la obra de John Reed sobre la revolución soviética, 'Diez días que cambiaron el mundo', al que ocasionalmente acudo para parafrasearlo en mis crónicas, para adelantar lo que va y no va a ocurrir en los próximos diez o quince días en España: va a cambiar mucho para que no cambie absolutamente nada.

¿Y si no se abstienen?

"Yo soy el sabio en el sillón sombrío", escribe Rimbaud en un poema llamado "Infancia". 

El desbloqueo, más cerca

La caída de Pedro Sánchez desbloquea la situación política nacional. Una consecuencia lógica de la crisis interna en las filas socialistas.

¡Menos mal! Volvemos al 'tumasismo'

¡Qué alivio! Llegué a creer por un momento que empezábamos a perder las buenas costumbres, iniciando un camino de acuerdos constructivos de cara a posibles pactos que nos saquen del marasmo. Pero no: volvemos a donde solíamos. Al 'y tú mas'.

Dios no lo quiera

Acabo de hacer un ingenuo experimento de comprobación: echar un vistazo a mi última columna antes de tomar las vacaciones y, en efecto, compruebo que en este mes largo nada ha cambiado y que podría hoy repetir su publicación sin tener que corregir nada. 

El Rey ante el bloqueo

Estamos en un bucle imposible, en un bloqueo institucional sin precedentes, que está situando al país al borde del abismo.

Con plan o sin plan

Bueno pues ya hemos confirmado lo que sabíamos: que Mariano Rajoy no va a ser investido presidente.

¿A las terceras van los vencidos?

Seguramente les ha sucedido. Ese momento en el que, tras regresar de las vacaciones, uno se sube a la báscula y ante la incredulidad de lo que muestra la pantalla cambia el aparato de lugar y hace nuevos intentos para ver si el peso ganado se reduce por arte de magia.

Dos Españas que se embisten, pero nunca se invisten

Salí de la primera jornada de la sesión de investidura francamente desanimado: hasta horas antes, albergaba la esperanza de que no se llegasen a celebrar esas terceras elecciones en un año, allá por las navidades o prenavidades.

Primer round

¿Quién ha ganado el debate de investidura? Pues a mi juicio nadie, aunque con matices. Es evidente que Mariano Rajoy es el perdedor no solo porque no cuente con el apoyo suficiente para repetir como presidente.

La revancha de Sánchez

Nadie esperaba un milagro tras la intervención de Pedro Sánchez en orden a facilitar la investidura de Mariano Rajoy pero tampoco la dureza del discurso del líder socialista visto que la derrota de la candidatura del candidato estaba más que cantada en esta primera ronda.

La farsa

No sé ustedes pero yo llevo meses harta del espectáculo continuo de nuestros políticos. Bien es verdad que la política tiene algo de teatro pero lo peor es cuando lo que se representa sobre el escenario es una farsa.

Rebobinando

Como seguimos estando en ningún sitio, tal vez convendría rebobinar un poco para discernir qué nos ha llevado hasta aquí, es decir, a ningún sitio.

Ni arre, si só

Guardo en mi memoria infantil, alcarreña y labradora, una expresión que describe, ni hecha aposta, la actual situación política.

No, Rajoy y Rivera no dicen lo mismo

Vaya por delante mi contento por el hecho de que entre Ciudadanos y el Partido Popular se hayan acordado más de ciento cincuenta medidas reformistas, de lucha contra la corrupción y de mejora del estado de bienestar.

Foto o no foto, esa es la cuestión

Parece que el gran contencioso ahora, tras las amenazas dando un plazo de 48, luego 24, horas para concluir el acuerdo entre el Partido Popular y Ciudadanos, es si Mariano Rajoy saldrá a rubricar el acuerdo para su investidura con Albert Rivera, para hacerse la foto, como quiere el primero, o más bien no, como desea el segundo.

¿Es eficaz la presión al PSOE?

Mariano Rajoy está más desesperado que nunca, lo cual tampoco quiere decir mucho, ya que no suele desesperarse. Pero la verdad es que le empieza a agobiar la tramitación de su investidura como presidente del Gobierno.

Ejemplos del desastre en el que estamos metidos

Lo que está ocurriendo en la política española, al borde ya de la semana de la (no) investidura de Mariano Rajoy, es, simplemente, de no creer. Imposible ofrecer un espectáculo más completo de incompetencia, mala baba, rencillas cuarteleras y desdén por el pobre contribuyente/votante, que somos usted, yo y unos cuantos millones de españoles más.

Acuerdo para la melancolía

"El esfuerzo inútil conduce a la melancolía". La reflexión, más que certera, es de Ortega y Gasset y es de perfecta aplicación al acuerdo que, en cuestión de días, firmarán Mariano Rajoy y Albert Rivera. Sus respectivos equipos negociadores se están viendo las caras muchas horas seguidas.

Mucho hablar de cambios, pero ¿y el Cambio?

Ignoro si el acuerdo entre el Partido Popular y Ciudadanos para el 'si' de estos últimos a la investidura de Mariano Rajoy se firmará este viernes o el fin de semana, que parece ahora, por increíble que se nos antoje, la gran controversia entre ambas partes.

Y si...

El hecho cuasi histórico de que Mariano Rajoy haya fijado la fecha del debate de investidura para el treinta de agosto no despeja la duda principal de si, por fin, los españoles tendrán un Gobierno no interino.

Investidura en octubre, lejos del turrón

Lo que de verdad me alarma de la situación política -moral- en España es que se hable en serio de la posibilidad de que tengamos elecciones generales el 25 de diciembre, fun, fun, fun.

Investidura segura, resultado incierto

Después del quiebro de Mariano Rajoy afirmando que la dirección nacional del PP no había hablado de las condiciones planteadas por Rivera como paso previo a negociación alguna se produjeron momentos de confusión y de crítica.

¿Un rayo de luz?

Tras haber escuchado las conferencias de prensa de Albert Rivera y Mariano Rajoy este jueves uno se queda con la esperanza de que, al fin, algo de luz de ve al final del larguísimo túnel que nos ha impuesto esta clase política nuestra.

Calendario político mustio cual medallero olímpico

Claro que nadie espera un acalorado debate en el Partido Popular cuando Mariano Rajoy pida este miércoles a su Ejecuitiva el 'sí' a las seis más una condiciones impuestas por Albert Rivera para que Ciudadanos vote a favor de la investidura de Rajoy.

¡Votaremos en noviembre!

Como es bien sabido los jefes nunca descansan, ni toman vacaciones, sino que piensan en nuestro bien y reflexionan.

Se abre la puerta

Rivera abre la puerta a la investidura tras su reunión con Rajoy. Ahora le toca al presidente en funciones convencer a su ejecutiva de que las condiciones de Ciudadanos se aceptan, o se aceptan.

Rivera y el sí de los niños

Rajoy no ha hecho otra cosa, desde las segundas elecciones de junio, que esperar el sí de los niños. De los niños, porque como tales se han venido conduciendo los políticos desde las primeras, las de diciembre del año pasado.

No, no podrá Pedro Sánchez mantener su 'no' ¿O no?

Hay pleno acuerdo -parece haberlo: lo veremos la semana próxima- entre Albert Rivera y Mariano Rajoy no solamente en lo referente a las reformas para que Ciudadanos vote 'sí' a la investidura del actual presidente en funciones.

Albert Rivera, ante nuestra gran oportunidad

Sabido es que Mariano Rajoy presume de no leer los periódicos -más allá de los deportivos, claro; así que debe de estar en la gloria en estos días olímpicos, que él aprovecha para pasear, como cada verano, por Ribadumia con su amigo José Benito, el muy discreto marido de Ana Pastor.

¿Tienen derecho a irse de vacaciones?

Los periodistas que seguimos, a través de las ruedas de prensa en el Congreso, el resultado de los encuentros entre Rajoy y Pedro Sánchez y entre Rajoy y Albert Rivera salimos con la sensación de que aquello había acabado desde el punto de vista de las tareas informativas.

La estrategia de Rajoy puede valer

Con algunas ayudas de la prensa, especialmente significativa es la del diario El País, Rajoy reclama atención hacia los problemas nacionales, destroza estrategias ajenas sin un mal gesto y prepara la situación para recibir a los 'fans' que surgen nuevos.

¿Por qué no consultar a la militancia, o algo?

Increíble, pero cierto. Pedro Sánchez y Mariano Rajoy lograron mantener una reunión de casi una hora sin que el uno averiguase si el otro piensa someterse a una sesión de investidura y sin que el otro pudiese saber si el uno planea, si la investidura 'de las derechas' no sale, presentar un Gobierno alternativo 'de las izquierdas'.