herederos

Los herederos

Séneca dejó escrita en Medea una sentencia para la historia: "cui prodest scelus, is fecit", Más o menos, aquél a quien aprovecha el crimen es quien lo ha cometido.