Guardiola

Guardiola

Guardiola

No deja de ser curioso que hable de estado autoritario uno de los grandes “autorizados” de este país. No deja de extrañar que alguien que siempre gozó del respeto y admiración de toda una nación  y alrededores eche por tierra toda su capacidad intelectual y empática con una enorme pléyade de seguidores  por la genuflexión que exige la ideología de la mediocridad.