• sábado, 18 de septiembre de 2021
  • Actualizado 19:57

 

 
 

grosería

Los neo-sinceros (o los groseros de siempre)

Un hombre reflexionando ARCHIVO

No hace falta que nos contemos todo. Estoy por sacar una línea de camisetas con la frase, o tatuármelo en la frente. Qué necesidad de ir por la vida de sinceros, que no, que la verdad muchas veces no es la misma. Basta de confundir sinceridad con necesidad de autoafirmarse.