fernando

La generala secretaria general

Viendo a la elegante ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, pronunciar el tradicional discurso, previo al del Rey, en la Pascua Militar, mis pensamientos derivaron más hacia lo civil que hacia lo castrense, lo admito.

El disputado voto del señor Quevedo

Pedro Quevedo Iturbe, diputado por Gran Canaria en las listas socialistas, aunque no pertenece al PSOE, sino a Nueva Canarias, era un perfecto desconocido en la Península, pero no en las islas ni en la profesión médica, en la que se desempeña con éxito.

Quizá llegue la hora del Rey. O de la sociedad civil...

Sospecho que el debate 'a cuatro' de este lunes, tan seguido por tantos que luego saldrían defraudados, ha servido para certificar algo que sabíamos: el altísimo riesgo de que los resultados electorales abran otro período de incertidumbre, de Gobierno en funciones, de esperas.

Cercos de sudor

A veces, quienes nos dedicamos a esto no entendemos muy bien a qué se dedican los llamados asesores de imagen de nuestros políticos.

Esa izquierda que se va definiendo

Me cuesta, de entrada, definir los perfiles que dividen a la izquierda 'moderada' de la derecha 'moderada'; hace mucho que pienso que de la colaboración de ambas surgiría ese proceso reformista-regeneracionista que necesita el país.

¡Es el cambio, estúpido!

Confío, querido lector, en que no se me enfade por el título de este comentario, que coincide con el de un libro que aparece en estas horas y de cuya autoría me responsabilizo junto con mi compañero Federico Quevedo: perdón por la autocita y por comenzar, cual un Umbral en tono menor, hablando de 'mi libro'. 

Del fútbol y otros 'top ten' de la política

Reconozca conmigo que la normalidad nacional no pasa precisamente por el hecho de que los espectadores y telespectadores de lo que podría ser un gran partido de fútbol estén mucho más pendientes de lo que haga una parte del público, con sus banderas y sus silbidos, que de los jugadores que llegan al campo. 

¡Pues vaya castaña de campaña!

Con la afluencia de los políticos, este 2 de mayo, a salvar la patria que algunos de ellos pusieron en peligro, comenzará oficialmente el conteo hacia las elecciones generales.

Si no se saludan, de pactar ya ni hablamos

El Rey Felipe es alguien cuya característica principal es, a mi juicio, la prudencia. Descarto, por tanto, que en sus conversaciones con los líderes políticos este lunes y el martes, ensaye algún paso arriesgado, incluyendo dar la sensación de que sus interlocutores puedan sentirse abroncados.

Al independiente, la legislación vigente

La propuesta lanzada este jueves por Albert Rivera, sugiriendo que el Rey designe a un personaje independiente como candidato a la presidencia del Gobierno previa retirada de los líderes partidarios que aspiran a La Moncloa, es todo un certificado de hasta qué punto quienes aspiran a convertirse en los representantes de los españoles han cosechado lo que ellos mismos confiesan que es un fracaso colectivo.

En cuestión de horas, quizá hoy mismo...

Los muchos ojos extranjeros que están fijos en lo que nos ocurre en España se encuentran seguramente atónitos, y he podido comprobarlo en charlas con algunos observadores diplomáticos y periodísticos radicados en nuestro país. 

Pedro no puede aceptar eso

Ahora, los rumores-que-no-cesan apuntan a que, acaso la semana próxima, una vez que haya concluido el referéndum de Podemos sobre si apoyan o no -será que no- los planes de Sánchez para llegar a La Moncloa, Rajoy accederá, al fin, a llamar al mentado Pedro Sánchez.

Increíble, pero, ay, cierto

Comenzamos la semana, quizá la penúltima antes de que ya todo sea irreversible, pendientes -increíble, pero cierto_ de que Mariano Rajoy descuelgue el teléfono para llamar a Pedro Sánchez, a ver si se entienden o no, que será que no; puede que ni le llame. 

Ni una barbaridad más

Llega un momento en la vida de todo ciudadano en el que tiene que tomar conciencia de lo que puede o no hacer en favor de su comunidad, de sus semejantes, de sus compatriotas.

Canción triste de un mensajero hoy, aquí

Un amigo me sugiere que escriba sobre lo que los periodistas pensamos acerca de 'lo-que-está-pasando', como si lo que está pasando fuese algo así, fácilmente etiquetable, y como si la totalidad de nosotros pensase lo mismo.

Una hora menos en Moncloa

Poco más de tres semanas, algo menos de un mes. Es lo que nos falta para que se cumpla el fatídico veredicto que se teme ya casi un ochenta por ciento de los españoles sometidos a diversos sondeos.

Y, cuando nos despertaron, el dinosaurio seguía allí

El propio Monterroso, autor del cuento más corto del mundo, el del dinosaurio que, al despertarte, seguía allí, me hizo partícipe en México, antes de morir, de algunos de los chistes y adaptaciones que su famosa mini-obra había ido cosechando.

Los errores de hace doce años

La Historia, esquemáticamente representada en sus diversos hitos, está ahí para dos cosas: para ser contada, parece, por los vencedores y para, en su versión más desafortunada, no repetirla. 

Cata...¿qué? ¿Cata...clismo?

Con cierta parafernalia, el ex periodista Carles Puigdemont, que ha devenido en molt honorable presidente de la Generalitat de Catalunya, presentó recientemente la que sin duda es su obra magna, un libro que lleva el ingenioso título de 'Cata...¿qué?'. 

El papel del papel de Podemos

Adentrándome en la selva de los más de noventa folios que Podemos ha presentado como una especie de propuesta de co-gobierno al PSOE, me reafirmo en algo que ya pensaba con anterioridad.

Rajoy toca hoy

Para comenzar, conste que no culpo en primer lugar a Mariano Rajoy de la grave situación de parálisis política que se vive en España. 

Una cumbre sin portazos en la nariz

Mentiría si dijera que tengo alguna esperanza en que una reunión entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez vaya a desbloquear la ya grave situación política que vive el país. 

Esto va a salir de cine. O no...

Entre rueda de prensa y rueda de prensa, en las que los grandes protagonistas se han quedado reducidos a tres -Sánchez, Iglesias y Rivera, que tienen 'copado' el Congreso de los Diputados, porque el poder legislativo está en funciones, o sea, de vacaciones y de algo tiene que servir la Cámara Baja--, en el horizonte informativo nos queda, menos mal, el cine. 

Repito: ¿Sánchez, presidente del Gobierno?

En la noche electoral, urgido por los tiempos periodísticos, y cuando los resultados no estaban del todo consolidados, hube de enviar a Off the Record y a mi periódico un comentario de urgencia titulado "¿Sánchez, presidente del Gobierno?".

Así, ¿hasta cuando?

Un mes después de las elecciones, nuestros responsables políticos ni siquiera se han sentado formalmente a hablar.

Un Gobierno tuiteado

Me llega el siguiente comunicado, vía Twitter: "Que la presidencia de un país como España se esté pactando por mensajes de Twitter es de vergüenza".

Cuando solo queda criticar al Rey, algo va mal

Leo que algunos constitucionalistas critican al Rey por convocar, tras la renuncia de Rajoy a ser investido ahora, una segunda ronda de consultas en busca de una solución para formar un Gobierno estable para España, que evite la repetición de las elecciones, algo que es visto como una catástrofe por todos. Menos, dicen algunas lenguas de doble filo, por uno (sí, Podemos).

Martínez versus Martínez

Quien, como yo mismo, pasó la tarde y parte de la noche del domingo contemplando la sesión del Parlament catalán en la que, de urgencia, se invistió a Carles Puigdemont como nuevo -y sorprendente- president de la Generalitat, sin duda que, fuese el espectador independentista o no, acabó con un nudo en el estómago.

Tamayazo en versión Catalonia

Había que ver lo contento que estaba Artur Mas, en su último mensaje como 'president', hablando el sábado en cuatro idiomas y viendo que, en el fondo, y aunque haya sido a costa de traiciones al electorado catalán, su venganza contra el Estado se consumaba.

Poder o no poder, esa es la cuestión

Los ecos, demasiado difuminados quizá, del mensaje del Rey, sometido a tantas interpretaciones como intérpretes, se han apagado ya del todo:

No votemos influidos por los debates

He de ser honrado con usted, que tiene la amabilidad de leerme: cuando escribo estas líneas, aún no se ha producido el debate 'cara a cara' entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, y menos aún el 'contradebate' en el que participan Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Allí estaban ayer casi todos, allí estarán hoy casi todos...

Lo más usual en las crónicas de los sucesivos aniversarios de la Constitución, y este domingo celebrábamos el que hace el número 37, es el balance de los presentes y de los ausentes, la narración de lo que se dijo en los corrillos con los 'importantes' y el recuento de los que se muestran, en público o en privado, a favor o en contra de la reforma de la ley fundamental. 

Una basurita

Nicolás Maduro ha irrumpido en la campaña electoral española. Para echar una mano a Rajoy, lo que son las cosas. 

¿Sexy o Guapo?

Esta fue una de las preguntas que un acreditado portal de Internet le planteó al secretario general del PSOE y líder de la oposición: "¿Sexy o guapo"?, le preguntaron.