estacion

Una vez vi caer un imperio

Una vez vi caer un imperio

Todas las estaciones de autobús del mundo son de provincias y todas las despedidas, en ellas, son tristes despedidas de posguerra.

En la estación espero

En la estación espero

El tren entra por la vía tres. Se apea mucha gente. La ausencia de mi persona sigue a la multitud hacia la salida

Una visita en imágenes: así se encuentran las obras del proyecto de Asirón para la antigua estación de autobuses de Pamplona

Una visita en imágenes: así se encuentran las obras del proyecto de Asirón para la antigua estación de autobuses de Pamplona
Una visita en imágenes: así se encuentran las obras del proyecto de Asirón para la antigua estación de autobuses de Pamplona

Miembros de la Comisión y la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona han visitado la antigua estación de autobuses en donde se están realizando las obras de reforma de la zona de taquillas y bar para acoger el nuevo proyecto de Joseba Asirón, denominado 'Geltoki', que consistirá en un mercadillo "de economía social y solidaria junto con actividades culturales".

Está previsto que los trabajos, que se están desarrollando de acuerdo a los plazos previstos, finalicen para el mes de mayo.

En total se está actuando sobre una superficie útil de 1.048,00 m2 repartidos en un espacio central, 14 taquillas, dos tiendas, aseos, almacenes, oficina y cafetería. A ellos se unen los 370 m2 de las terrazas y los 101 m2 del sótano. Las obras tienen un coste de 683.471,63 euros para el gobierno municipal. 

Pesadilla

Pesadilla

Duermo poco y, generalmente, mal. De vez en cuando sufro alguna que otra pesadilla. Hay una que no logro quitarme de encima y que ha pasado de ser un sueño a convertirse en un pensamiento recurrente.

Navarra, castigada en la estación Atocha

Las consecuencias de tener vías del siglo pasado atravesando Navarra no solo inciden en nuestro propio territorio. En Madrid, cuando los navarros vamos a coger el tren en la estación de Atocha-AVE nos castigan contra la pared con el embarque en la puerta de la esquina y nos montan en los trenes más 'viejunos' que salen de esa terminal, mientras vemos como el resto llegarán más lejos en menos tiempo. Lo mismo ellos se ríen, nosotros no.