destroza

El nacionalismo vasco está destrozando Pamplona (III)

Un hombre llena su vaso de sidra en la celebración del 'txotx' en una de las sidrerías tradicionales. EFE.

Estoy por poner este título a todos mis artículos porque he comprobado que es el que más encabrona a toda la aberchandalada. Encambronar a los rancios es lo más revolucionario que hay así que ahí se queda el título.