desobediencia

En la cuenta atrás

Va faltando cada vez menos para el baño de realidad que aguarda a quienes de buena fe, en la cabina de mandos o en el último vagón, han hecho este absurdo viaje a ninguna parte en nombre de una república catalana fuera del Estado español.