debates

Me voy al bar

Me voy al bar

Estamos perdiendo la costumbre de discutir, de intercambiar opiniones y escuchar al otro sin más intención que pasar un rato escuchando lo que tiene que decir. Estamos perdiendo el efecto bar. Y no me refiero ya a las tertulias del Café Gijón o el Café Comercial, sino más a las de Hemingway en el Iruña o en el Torino.

Cercos de sudor

A veces, quienes nos dedicamos a esto no entendemos muy bien a qué se dedican los llamados asesores de imagen de nuestros políticos.

La abstención y los debates

Conocido el repertorio de discursos autocomplacientes de los líderes políticos y sabido, también, el rosario de descalificaciones a las propuestas ajenas que manejan los candidatos, la nueva campaña electoral se presenta, en principio, como un trámite rutinario.

Ya, a un paso de las urnas

Cuando estas líneas lleguen a ustedes estaremos a un paso, solo a un paso de las urnas. Culmina así una campaña

No votemos influidos por los debates

He de ser honrado con usted, que tiene la amabilidad de leerme: cuando escribo estas líneas, aún no se ha producido el debate 'cara a cara' entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, y menos aún el 'contradebate' en el que participan Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Ninguno de los cuatro

No deja de resultar pintoresco que en un país donde nadie escucha a nadie haya semejante profusión de debates. 

Los debates

El resultado de las elecciones generales del próximo día 20 está más abierto que nunca, si hacemos caso a las numerosas encuestas publicadas en los últimos días.

¿Quién sucederá a Rajoy?

En estos días trepidantes nadie da puntada sin hilo. Ahora, a la vista de cómo se plantean los debates televisivos, no falta quien se pregunte si el presidente y

Menos espectáculo y más debates

Por el entusiasmo con que recorren los platós de televisión y los estudios de las radios en programas de variedades, del corazón, de deportes, los dirigentes de los cuatro partidos PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos, parece que optan a abrirse un hueco en el mundo del espectáculo.

Debates electorales

La opinión pública es un pilar del Estado democrático. Un ciudadano informado es un ciudadano libre. En sentido contrario, la ignorancia y no digamos la manipulación de los hechos empobrece su capacidad para discernir el porqué de las cosas.