cuanto

¿Por cuanto tiene que perder Sánchez?

Por dos veces Sánchez debiera haber dimitido nada más conocer los resultados electorales. Por dos veces salió, sobre todo aquella primera en que se vio presidente, cacareando y negándose a aceptar el resultado de las urnas.

¡Cuánto teatro!

Sabíamos por Aristófanes  lo mucho que la política le debe al teatro pero el  teatro que estamos viendo estos días en España supera con creces el listón de la farsa.