correr

Se me ha ido la cabeza completamente

Se me ha ido la cabeza completamente

Me hago mayor. Me he despertado a las seis de la mañana víctima de eso que suelen llamar el insomnio de deportista o algo así, es decir, aquejado de un mal que pensé que nunca podría sucederme a mí, pese a ser tan dado a los excesos, muchos, pero jamás los deportivos.