color

De repente, el color violeta

De repente, el color violeta

Una vez me preguntaron qué cambiaría de mi físico: el color del pelo o de la piel, tener más o menos altura, una nariz menos superlativa, sayón y escriba o, por el contario, chata y redonda como una bola de pin pon…

Carlos Cruz-Díez y el color

Carlos Cruz-Díez y el color

Han coincidido en el tiempo y a pocos kilómetros de distancia, la que separa el Señorío de Otazu del Museo Wurth de La Rioja en Logroño, dos presentaciones del artista Carlos Cruz-Díez (1923, Caracas, Venezuela). 

El color de los semáforos

“Sólo con el corazón puede verse bien; lo esencial es invisible para los ojos” El Principito de Antoine de Saint-Exupéry.