cambrils

El dolor es mío

El dolor es mío

El atentado de Barcelona deja un amargo regusto en redes sociales plagadas de yoísmos impertinentes.