camarera

Camarera

Imagen de varios jóvenes bailando en una fiesta en una discoteca ARCHIVO

Él gasta sus energías en despotricar. Ella ahorra. Ahorra dinero para, algún día, cumplir sus sueños.

Martini

Había quedado con su nueva editora una mañana de sábado para discutir el título y la portada de su próxima publicación en la cafetería de ‘Castillos en el aire’, un hotel en el que huele demasiado a ambientador de flores de Provenza y en cuyo hilo musical acostumbra a sonar la discografía de Marlango.