cabalgata

La Cabalgata infinita

La Cabalgata infinita

Un observación atenta y sobria, desde una posición de privilegio, arroja nuevas perspectivas sobre esta tradición tan dinámica como congelada en el tiempo.

Los Reyes Magos reparten ilusión y alegría entre los habitantes de Caparroso

Los Reyes Magos reparten ilusión y alegría entre los habitantes de Caparroso
Los Reyes Magos reparten ilusión y alegría entre los habitantes de Caparroso

Caparroso también recibió a los Reyes Magos, que acompañados de su séquito y alumbrados por los antorcheros y por los fuegos artificiales, saludaron a su llegada a los niños que los esperaban. Durante la cabalgata, sus carrozas estuvieron acompañadas por las de los pastores, el paje Real y el carbón. Al día siguiente, visitaron la residencia de ancianos José Ramón Zalduendo, en la que obsequiaron a los mayores con un regalo.

Queridos Reyes Magos...

Queridos Reyes Magos...

El nuevo recorrido de la Cabalgata, más estrecho en alguno de sus pasos, ha dejado mayor sensación de concentración de público. 

El momento de los tristes

El momento de los tristes

La cabalgata, claro. Ya llega su día. Ese en el que, antes que dejar disfrutar a otros, los pacatos optan por jostidiar a quien se ponga por delante con tal de menospreciar una fecha que trascendió lo religioso para convertirse en algo festivo y cultural.

Me gusta el rey negro pintado de betún en Pamplona

Me gusta el rey negro pintado de betún en Pamplona

Hacerse mayor es ir pasando de casi todo lo que te gustaba, como la última película de La Guerra de las Galaxias, por ejemplo, yo, un loco de la saga, de la verdadera, de los episodios IV-V-VI. Yo que fui Han Solo de pequeño me he ido desenganchando, decepcionado al ver en qué adefesio han convertido mi universo infantil.