bescansa

Bescansa

La cuestión no es que Carolina Bescansa no quiera separarse de su niño por nada del mundo, sino si es bueno y saludable para éste pasarse cuatro o cinco horas en un local atestado de adultos con sus correspondientes toses, voces y trasiegos.