banco

Bankia: tarde es nunca

La innegable sabiduría y precisión del refranero falla un poco en el "más vale tarde que nunca". Para muchas cosas, tarde es nunca.

¡No doy crédito!

¡No doy crédito!

El otro día me acerqué al banco a pedir un crédito para comprarme un apartamento en Torrevieja (Alicante). Curiosamente me tocó el número 13 e iban por el 6, así que una señora  (que tenía el número 11)...