azúcar

Azúcar

Azúcar

Aquella frase me encantó, aunque, no sé por qué, me encajaba más poder leerla en Twitter que vivirla...