acoso-escolar

La manada

Nada hay psicológicamente más reductor, ni más peligroso, que una manada.

Denúncialo y ¿por arte de magia?

El lenguaje, las rutinas, los procesos... Incluso ante los problemas más complejos somos capaces de proponer soluciones simples, que hasta podemos creer fruto de la genialidad.

David y el olvido

No recuerdo cuánto tiempo hace que me he emocionado tanto al oír una historia, que me he quedado sin palabras,