Opinión / Periodista y analista político.

Al sorpasso por su paso

Por Pedro Calvo Hernando 08 junio, 2016 - 7:56

Las últimas encuestas electorales introducen algún cambio importante en relación con las previsiones anteriores, sobre todo la predicción del sorpasso a favor de la coalición Unidos Podemos, que dejaría al PSOE en tercer lugar y en una situación altamente comprometida.

Es necesario preguntarse de inmediato cuál era el juego de Pedro Sánchez y el PSOE con su pacto programático con Ciudadanos a raíz de los comicios de diciembre. O era una gran torpeza, o una imposición de los barones y la baronesa al secretario general o vayan ustedes a saber. Lo que está más claro es que ha sucedido todo lo contrario con la coalición de Iglesias: el líder de la misma ha demostrado de nuevo que le da cien vueltas al resto de dirigentes políticos y que es una sandez inútil e incluso contraproducente toda esa historia que se gastan en torno a Venezuela y cosas semejantes. Ahora Albert Rivera da la impresión de que va para atrás en todo, cuando hace unos meses la verdad es que me parecía mucho más hábil que ahora mismo, como se desprende, por ejemplo, de sus modales con el podemita en el famoso debate de La Sexta con Jordi Evole. Albert, tienes que volver sobre tus pasos y recuperar aquel ritmo de hace meses que tanto te elogié.

La otra historia sorprendente es esa noticia del CIS según la cual a los españoles cada vez les preocupa menos que España siga tanto tiempo con un Gobierno en funciones. No sé si creermelo, porque eso echaría por tierra todos los comentarios miedosos que tanto hemos vivido en estos meses pasados. A lo mejor no es que no les importe sino que les aburre y les indigna tanto a los españoles que dan la impresión de que no les importa.

En cualquier caso, sea cual sea la verdad sobre el tema, lo que está del todo claro es que lo sucedido en España rebasa todos los límites de la normalidad y de los buenos usos políticos y que se supone que Pedro Sánchez hablaba en serio cuando negaba rotundamente que caminásemos hacia unas terceras elecciones generales. Y sigo pensando que mi tocayo solo puede asegurar eso si él está decidido, y su partido también, a pactar con quienes haya que pactar, se supone que con la excepción del PP, como tantas veces han repetido, pero que yo no obligo a nadie, eh?. Lo evidente es que Pedro y su partido tienen en sus manos la máquina del pacto y que sin ellos solo hablaríamos de quimeras. Venga, chicos, todos, que no tengamos que seguir diciendo que estamos de vosotros hasta las narices.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Al sorpasso por su paso