Opinión / Su trayectoria profesional está estrechamente vinculada al mundo de la radio.

La orgía de las prejubilaciones

Por Luis del Val 02 mayo, 2016 - 20:52

Hubo un tiempo, en España, en que no se llegaron a atar a los perros con longanizas, pero a las empresas con beneficios -repito: con BENEFICIOS- se les permitía ajustar plantillas con prejubilaciones al ciento por ciento de pensión, una parte a cargo de la empresa y, algunas veces, a cargo de su bolsillo y el mío.

De repente, te encontrabas con un tío de 55 años, fuerte y lozano, y te informaba de que estaba jubilado, que cobraba la pensión completa y, encima, te decía que no te podías imaginar lo que era un lunes levantarse a las diez de la mañana.

Más que un uso fue un abuso y, de repente, nuestros imprudentes gobernantes se dieron cuenta de que si seguíamos así, en el futuro  no iban a poder cobrar pensión ni siquiera ellos mismos, y se decidió adelantar la edad hasta los 67, a través de una cómoda `progresión. Teóricamente. En la práctica la edad media de jubilación es sobre los 64 años, a pesar de que oficialmente la edad legal está en 65 años y 4 meses.

El PP dijo que se acababa la barra libre de las prejubilaciones, esa orgía a costa de las jubilaciones de los que hoy tienen cuarenta años, pero su entusiasmo se esfumó como se desvanece el ácido carbónico de la gaseosa. Todavía peor: vuelven las prejubilaciones, y el que venga detrás que se joda, o que arree, que decía mi tía Pascualina.

Por si fuera poco, llegan las eminencias sindicales, y uno de los sabios, el de UGT dice que se ha terminado la monserga de que no hay dinero. Hombre, todavía hay, pero han sacado 11.000 millones de euros del fondo de pensiones, y queda mucho menos.

O sea, que entre los del PP que se hacen los tontos contemporáneos - tontos contemporáneos en funciones, claro- y los tontos contemporáneos sindicales,  continúa  la orgía, y la resaca va a ser la miseria del futuro.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La orgía de las prejubilaciones