• martes, 28 de junio de 2022
  • Actualizado 11:27

Opinión / Bajo la tormenta

UPN echa a sus mejores políticos para complacer al PSOE de Pedro Sánchez

Por Luis Bajo 15 febrero, 2022 - 8:41

Me siento estafado por UPN, que vuelve a caer en lo de siempre, sin atreverse a plantar cara a un PSOE que mercadea con el partido que justifica asesinatos y que en los últimos años ha llamado fascistas a todos sus votantes. 

Javier Esparza, Carlos García Adanero y Sergio Sayas durante un pleno parlamentarios en la pasada legislatura EFE/ Jesús Diges
Javier Esparza, Carlos García Adanero y Sergio Sayas durante un pleno parlamentarios en la pasada legislatura EFE/ Jesús Diges

Hay cosas que no se entienden y la expulsión de Sergio Sayas y Carlos García Adanero de UPN es una de ellas. Ninguno de los dos políticos navarros, dos de las grandes revelaciones en el Congreso de los Diputados, ha hecho nada que lo merezca, pero la dirección actual del partido regionalista parece no aceptar que haya políticos de valor y apuesta por la mediocridad a su alrededor, algo muy propio de líderes poco seguros de su posición y futuro. 

Javier Esparza no dijo la verdad a los medios de comunicación, a sus votantes y a todos los navarros cuando anunció que UPN iba a votar que "Sí" a la Reforma Laboral por tratarse de una "cuestión de Estado". Luego hemos sabido que eso era falso y que detrás del voto para salvar al PSOE y a Pedro Sánchez había un pasteleo con Santos Cerdán lleno de acuerdos de poco calado que no había por donde cogerlos. 

Esparza y su dirección, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y la exalcaldesa de Milagro, Yolanda Ibáñez, se negaron a informar a los dos diputados en el Congreso cuál era el acuerdo con el PSOE de Pedro Sánchez, a pesar de que en una reunión anterior de la Ejecutiva del propio partido acordaron que si había pacto, éste sería público. 

Es decir, que Esparza y su dirección incumplieron ante sus diputados la palabra acordada y trataron de esconder el motivo por el que había que votar que "Sí" al Pedro Sánchez cómplice de EH Billdu y los golpistas de Cataluña. 

¿Pero no habíamos quedado que el voto era una cuestión de Estado? ¿Qué acuerdo hacía falta para votar que "Sí" a la reforma si UPN estaba convencido? ¿Por qué no informaron a los diputados del acuerdo si eran los que iban a plasmar la postura del partido?

Se ha esgrimido para expulsar a los dos políticos la "traición al partido" por incumplir la "disciplina de voto", pero lo cierto es que en el resumen de los hechos sólo aparece el ocultamiento y oscurantismo del acuerdo Esparza-Cerdán, político más que peligroso y del que hay poco de qué fiarse. 

Parece del todo lógico que Sayas y Adanero desconfiaran del acuerdo, sobre todo porque es imposible fiarse de este PSOE. Se les prohibía conocer el fondo del pacto y tenían que votar a favor de Sánchez, el político que ha robado a UPN la presidencia de Navarra y varios ayuntamientos por pactar con el partido de la ETA, como bien suele decir con mucho acierto Javier Ancín. 

Según Esparza los diputados le ocultaron el sentido del voto, pero el presidente del partido no tuvo ni un solo momento en día y medio para llamar a Sayas o Adanero y explicarles su acuerdo. Quizá ninguno de los dos lo hubiera considerado un buen pacto para UPN, pero al menos hubieran votado a favor si de verdad se había cumplido lo que se acordó en la Ejecutiva. ¿Por qué Esparza no informó personalmente a sus diputados de lo acordado con Pedro Sánchez? Según se ha sabido la única llamada fue de Yolanda Ibáñez para ordenarles el sentido del voto y negarles información. 

La dirección de UPN cree acertada la expulsión de los dos políticos, algo que decidió sin escucharles y sin leer los estatutos, que sólo permiten la suspensión por un periodo de tiempo, que por supuesto les impondrán en su máximo rango. Porque aquí se tratar de echar, de apartar, a dos de los mejores y contentar al PSOE de Pedro Sánchez.

Me gustaría saber y conocer por qué ningún medio le pregunta a Javier Esparza por su acuerdo con PP y Cs al inicio de la legislatura, en el que se comprometió a no pactar ni acordar nada con el PSOE mientras mantuviera sus acuerdos con EH Bildu. 

¿No es lo ocurrido un incumplimiento flagrante por parte de la dirección? ¿No fueron los diputados Sayas y Adanero los que cumplieron lo firmado por Javier Esparza y UPN?

Sobre el acuerdo casi es mejor no comentar nada. Era algo tan oculto que ni siquiera, por lo que se ha sabido, Esparza desveló a sus afiliados en las reuniones que mantuvo para convencerles de que lo justo era expulsar a los diputados. Vamos, que no se lo contó a nadie, salvo al medio de comunicación que ahora tiene que proteger a la dirección de UPN y que nos avalará los próximos acuerdos con el PSOE y la teoría del quesito que siempre beneficia a los mismos en esta tierra. Vaya humillación también a los afiliados, los tratan de bobos. 

Por mí parte, me siento estafado por UPN, que vuelve a caer en lo de siempre, sin atreverse a plantar cara a un PSOE que mercadea con el partido que justifica asesinatos y que en los últimos años ha llamado fascistas a todos sus votantes

Con este PSOE de Cerdán, Chivite, Alzórriz y Sánchez no se puede ni se debe acordar nada. Por principios y por dignidad.

Que Esparza, al que el PSN nunca apoyará como presidente, le de una vuelta al tema antes de servirle a Sánchez las cabezas de Sayas y Adanero


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
UPN echa a sus mejores políticos para complacer al PSOE de Pedro Sánchez