• lunes, 15 de agosto de 2022
  • Actualizado 01:18

Opinión / Ha trabajado en los principales medios de comunicación del país, desde Cadena SER o Cadena Cope, así como Telecinco, Canal Sur o Agencia OTR/Europa Press entre otros.

La yenka

Por Julia Navarro 02 junio, 2016 - 10:01

¿Se acuerdan de aquel baile que se llamaba la yenka? Sí, el de tres pasos adelante y tres pasos hacia atrás.

Bueno pues las idas y venidas de Pedro Sánchez me recuerdan la yenka. Y es que el líder socialista ha dejado dicho que si gobierno propondrá un "pacto político" con Cataluña que reconozca su singularidad.

¿Un pacto político? ¿Un pacto de Estado a Estado? ¿A qué se refiere? Parece que él solito con esa declaración está dando carta de naturaleza al nacionalismo independentista.

O sea que en la cuestión catalana está donde estaba, es decir que uno no se puede fiar de por donde va a salir el PSOE en caso de que le toque gobernar a Pedro Sánchez.

Algunos de los dirigentes autonómicos han mostrado su malestar por las declaraciones de Sánchez respecto a Cataluña, y este ha intentado matizar. Demasiado tarde. Se le ven las intenciones.

Pero no solo en el asunto de Cataluña el secretario general dice, se desdice, va hacia delante y luego pega un frenazo.

Y es que cuando parecía que ¡por fin! había comprendido que su principal adversario es Podemos va y se descuelga con unas declaraciones en las que deja la puerta abierta a pactar con los podemitas. Parece que no se entera que Podemos le disputa sus votantes al PSOE, que ya le ha quitado unos cuantos miles, y que si alguno estaba pensando en regresar a la "casa madre" Sánchez les ha dado el mejor argumento para no hacerlo. Si tanto da votar al PSOE como a Podemos porque al final se van a entender la reflexión de muchos votantes es la siguiente: ¿por qué no seguir castigando al PSOE y darse el gustazo de votar a Podemos? Al fin y al cabo según Sánchez está dispuesto a gobernar con ellos.

Yo no sé si el líder socialista se da cuenta o no de que así no genera ilusión entre sus votantes, de que compite en el mismo espacio con Podemos, y sobre todo que se contradice.

En los últimos mítines decía que votar a Podemos es votar contra el PSOE pero ahora resulta que votar a Podemos puede dar como resultado un gobierno a medias con el PSOE. ¿Ustedes entienden a Sánchez? Yo cada vez menos.

Es una pena, sí, es una pena, que el PSOE de Sánchez esté dejando a tantos y tantos votantes de izquierda huérfanos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La yenka