Opinión / Ha trabajado en los principales medios de comunicación del país, desde Cadena SER o Cadena Cope, así como Telecinco, Canal Sur o Agencia OTR/Europa Press entre otros.

El viaje de Rivera

Por Julia Navarro 26 mayo, 2016 - 7:53

Lo he contado en alguna otra ocasión: en mis múltiples viajes por América Latina me voy encontrando exiliados venezolanos por donde quiera que voy.

Son gente de toda clase y condición. Estudiantes, profesionales, comerciantes etc. Muchos de ellos me cuentan que ellos apoyaron el "chavismo", hartos como estaban de la corrupción que en su país había tenido como protagonistas a los partidos que llevaban décadas gobernando, socialdemócratas y democristianos.

Pero el apoyo a Chavez pronto se comenzó a convertir en decepción. Chavez no solo no arreglaba ninguno de los grandes problemas del país si no que los iba agravando con una gestión arbitraria y no solo eso con un recorte paulatino de libertades. Pero lo peor aún estaba por llegar con Nicolás Maduro. La gestión de Maduro está siendo un autentico desastre amen de saltarse a la torera las más mínimas normas de la democracia.

Los venezolanos miran hacia España y la inmensa mayoría agradece el apoyo de los políticos españoles que intentan mediar entre gobierno y oposición. Felipe González que se ha convertido en la voz en el exterior de los presos políticos que como Leopoldo López sufren bajo las garras del régimen. Porque en  Venezuela hay presos políticos. En Venezuela no se respetan las mínimas formas que son imprescindibles en una democracia. En Venezuela la gente está pasando hambre, si hambre, por la catastrófica gestión de Nicolás Maduro y su gobierno amen de poco democrático claramente incompetente.

Hace unos días visitaba Venezuela Rodríguez Zapatero, ahora lo está haciendo Albert Rivera. Lo cierto es que cada vez que llega un político español se abre un rayo de esperanza para la oposición al gobierno Maduro y para tantos y tantos miles de venezolanos.

De ahí que resulte incomprensible que algunos dirigentes de  Podemos recriminen que haya políticos españoles que hablen de Venezuela, que se preocupen de Venezuela. El propio Pablo Iglesias ha recriminado a Albert Rivera su visita a Venezuela.

¿Por qué?

Aunque lo que realmente me parece más que sorprendente, terrible, no es que haya en nuestro país gente que apoya al régimen venezolano sino que ataque a sus víctimas, los presos políticos. Me refiero a los que sucedió hace unos días cuando el padre de Leopoldo López fue abucheado en un acto público, y poco después en otro acto en el que iba a intervenir en Madrid, el lugar donde se iba a celebrar apareció con una pintada que ponía "Leopoldo asesino".

Me pregunto por la inmensa maldad que anida en los que son capaces de insultar de esa manera vil y cobarde a quién sufre cárcel por oponerse a Maduro.

Los políticos españoles pueden y deben de contribuir a que Venezuela se recupere para sí misma y sobre todo para que haya una vía de dialogo entre gobierno y oposición que evite un enfrentamiento entre los venezolanos. Escuchando las cosas que dice Nicolás Maduro esa mediación se antoja difícil pero aún así hay que intentarlo. Por eso el viaje de Albert Rivera a Venezuela, como antes el de Rodríguez Zapatero, o Felipe González, no solo no están de mas sino que son necesarios.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El viaje de Rivera