Opinión / Tribuna

Armando Cuenca, concejal de minutos de silencio

Por Juan José Echeverría 25 enero, 2018 - 21:43

La asombrosa actitud del inefable Spiderman, delegado de Ecología Urbana y Movilidad (observen el detalle de lo de “Movilidad”), frente a la lamentable sucesión de atropellos en Pamplona, alguno de los cuales ha acabado, lamentablemente en el fallecimiento del peatón, está provocando una ola de indignación general entre la ciudadanía.

Armando Cuenca durante una de las comparecencias en el Ayuntamiento de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Armando Cuenca durante una de las comparecencias en el Ayuntamiento de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Su actitud, convocando una rueda de prensa en el lugar de uno de los accidentes, la presentación de una “contra declaración” en la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona, frente a una previa de UPN, anterior a los últimos accidentes, en la que denunciábamos el incumplimiento  del plan de mejora de pasos de cebra, su infame forma de escurrir el bulto de su propia incompetencia, echando la culpa a otros concejales del propio cuatripartito, y a la administración, como si la responsabilidad frente a la movilidad en Pamplona fuera de otro, lo está  terminando de retratar frente a la ciudadanía y la opinión pública.

En su adolescencia permanente, este Peter Pan, nos propone convocar un minuto de silencio cada vez que fallezca alguien en un atropello. Creo que sería más interesante, sin perjuicio de que todas las victimas merezcan su reconocimiento, que en vez de un minuto de silencio se aplicará a trabajar un par de horas, desde su flamante despacho de concejal de Movilidad, para evitar nuevas muertes.

Este señor no acaba de entender que es él mismo el responsable de la Movilidad en Pamplona, y que lleva ya dos años y medio cobrando un sueldazo por un trabajo que, al parecer no hace, o en todo caso, si lo hace, lo hace muy mal.

No es de recibo que que este señor, que está actualmente en el poder, se comporte permanentemente como si estuviera en la oposición. Todo lo que se le ocurre es proponer a los demás medidas post morten. Toda la ciudad le agradecería que las medidas de mejora de pasos cebra que había que aplicar en 2017, y que lamentablemente no han sido aplicadas, por su desidia, y por la del resto de concejales del cuatripartito, con Asirón a la cabeza, las ponga en marcha antes de que se produzca una nueva desgracia.

Este señor no se da cuenta de que la culpa no es de las oligarquías, ni del capital, ni de UPN, ni del "régimen", ni tampoco del maestro armero. Cuando culpabiliza de los fallecimientos a la Administración, en realidad se está culpando a si mismo. Él es en este momento “la Administración”. Quien sí no. Él es el concejal responsable. Si considera responsable a “la Administración” como ente abstracto, él es el responsable como ente concreto.

Ante su infantil actitud, no le queda otra que dimitir. Si todos tienen la culpa menos él, está claro que el cargo le viene grande. Mucho mejor que un minuto de silencio sería que dimitiese, y dejara trabajar a algún otro más capacitado y con más acierto.

Pero no creo que eso ocurra, seguirá convocando minutos de silencio, pero, por desgracia, no hará un “mutis por el foro”, que es lo que más le agradecería la ciudadanía.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Armando Cuenca, concejal de minutos de silencio