• sábado, 17 de abril de 2021
  • Actualizado 04:11

 

 
 

Opinión / osasuNAvarra

Tercer empate consecutivo, también sin goles

Por José Mª Esparza 04 abril, 2021 - 0:22

Partido muy parecido al de la primera vuelta. Entonces ganó el Getafe, que apostó más tras el descanso. En esta ocasión reaccionó Osasuna, pero no tiró a puerta hasta la prolongación. Un fiasco horroroso.

Partido entre Osasuna y Getafe CF jugado en el estadio de El Sadar de Pamplona correspondiente a la jornada número 29 de La Liga. MIGUEL OSÉS
Partido entre Osasuna y Getafe CF jugado en el estadio de El Sadar de Pamplona correspondiente a la jornada número 29 de La Liga. MIGUEL OSÉS

Dos equipos perfectamente conocedores del rival se midieron en casi todo, palmo a palmo del césped, sin relajación ni vistosidad. La primera parte salió según el guion previsto, el del cero-cero y a ver qué pasa, en la segunda pisaron el acelerador los madrileños pero a diferencia de lo sucedido en el Coliseo, donde Osasuna careció de plan B, Arrasate frenó en El Sadar la embestida de Bordalás. Cambió el doble pivote, quitó uno de los dos delanteros para ganar un hombre en el eje central. Lógicamente, el partido acabó sin goles. No mereció otra suerte. Buscó algo más el Getafe, que la tuvo con Aleñá, mientras que los rojillos no tiraron a puerta hasta la prolongación. Un fiasco.

Partido feo, a trompicones, con faltas continuas, sin chispa, horroroso, sin tres pases seguidos en ninguno de los dos equipos. Vamos, de los que quitan la afición. Ni el regreso del Chimy logra empañar la sensación de tostón. ¿Jugaron los dos equipos a no perder, o ésta es su forma de ganar? En cualquier caso, una especie de anti fútbol en el que los rojillos no suelen encontrar los resultados esperados. La mini liguilla con Valladolid-Huesca-Getafe se cierra con balance negativo: tres empates sin goles. No encaja, pero tampoco marca. No pierde, tampoco gana. Suma, pero poco y mal. El peligro sigue acechando. 

Reconozco la dificultad de plantear un partido ante el Getafe de Bordalás. Fútbol directo sin contemplaciones, zafio, espeso, siempre al límite del reglamento, con continuas simulaciones, faltas, pérdidas de tiempo. Jugarle con sus reglas entraña un grave peligro en el cayó Arrasate, y es que seguramente ellos lo harán mejor. Son quienes saben. Lo ideal habría sido desbordarles donde les duele y no saben, que es lo que no intentó Osasuna hasta bien entrado el tramo final. Hasta entonces, los rojillos se aplicaron en un juego directo donde naufragaron. Los balones arribas los esperaban ocho defensas contra dos delanteros.

Y es que Osasuna salió con dos delanteros, uno Enric Gallego: balones arriba para que éste se choque contra el mundo, y Calleri… también. Pésima apuesta, al menos en lo que a creatividad se refiere. Ni uno, ni otro tuvieron balones. Además, el ex azulón reafirmó lo a gusto que se quedó el Getafe al quitárselo y, además, cobrando un pastón, cuatro millones y medio si la memoria no me falla. Cada vez que tocó el balón cometió falta. El cuadro rojillo jugó con diez y los madrileños con doce. El mejor fútbol de Arrasate siempre ha sido el combinativo, vertical, con el balón en el pie, donde pasan cosas que sorprenden. El contrario del empate con el Getafe, y ya van unos cuantos esta temporada.

Otra cosa, la FIFA debe plantearse evitar partidos como éste. En los frontones cronometran el tiempo real de juego, más o menos veinte minutos en una hora de duración, y en baloncesto, balonmano o fútbol sala juegan el tiempo real estipulado. En fútbol, en cambio, están propiciando el fraude al espectador. ¡Más de cuarenta faltas cometieron Osasuna y Getafe!, y menos mal que el árbitro sacó la primera tarjeta al tercer minuto. No hay derecho a permitir este anti fútbol, donde jugadores teóricamente talentosos como Aleñá se malgastan en un fingimiento continuo tirados por el césped.

Mientras la propuesta de algunos técnicos no pase del patadón y tente tieso, la normativa les ayude a jugar desentendidos del balón, y los árbitros caigan en los engaños, partidos como los de Getafe y Osasuna abundarán tanto, que no habrá otro remedio que dar la razón a Florentino con una Liga Europea donde se juegue a fútbol de verdad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tercer empate consecutivo, también sin goles