Opinión / osasuNAvarra

Osasuna ha ninguneado su centenario (II)

Por José Mª Esparza 16 junio, 2019 - 9:10

Ningunear un centenario constata la incapacidad de los rectores para con un club que presumen servir, o de su departamento de Comunicación que ignora la verdad documental.

Documento de constitución de la junta directiva de la Sportiva, primer nombre de Osasuna, fechado el 31 de Mayo de 1919.
Documento de constitución de la junta directiva de la Sportiva, primer nombre de Osasuna, fechado el 31 de Mayo de 1919.

El Atlético de Aviación, hoy Atlético de Madrid, ganó 3-1 a Osasuna en 1939 la plaza en Primera que dejaba el Oviedo tras acabar la Guerra Civil. Los ‘colchoneros’ no interrumpen su historia por el cambio de nombre y concepto de club, ¡por qué Osasuna lo tiene que hacer con la Sportiva Foot-Ball Club!

El Archivo General de Navarra evidencia que Osasuna nació el 31 de Mayo de 1919, según el documento más antiguo donde el hoy primer equipo navarro figura como tal. Sin embargo, los rectores actuales del Club Atlético Osasuna obvian semejante evidencia, de la que les pedirá cuentas la Historia. El hecho les ha pillado desprevenidos y no han sabido reaccionar, o no han querido. Quizás les suponía una molestia ponerse a trabajar en ello. En cualquier caso, por lo menos, reconocer la verdad. Pero tampoco.

Los partidarios de seguir con la fecha tradicional de 25 de Noviembre de 1920, día en que se produce el cambio de Sportiva a Osasuna, argumentan que aquel cambio de estatutos fue algo más que un cambio de denominación. Para demostrales la falta de coherencia basta responder que en la historia en general y del fútbol en particular abundan cambios de nombres. En cuanto a la modificación estatutaria, bastaría con recordar la última, la del 23 de Marzo de 2017, una de las más trascendentales en la historia del club, convertido de algún modo su funcionamiento en una SAD encubierta, manejada hoy por Fran Canal y sus ‘socios’ Indar-Gorri.

El Atlético de Madrid celebra su centenario en 1903, pese a que durante siete años (1939-1946) llevó el nombre de Atlético de Aviación, fundado durante la Guerra Civil en Salamanca, y con cuyo nombre recuperó en Primera División la plaza que dejó el Oviedo, sin campo precisamente en un partido contra Osasuna en Valencia (3-1). Nadie cuestiona la continuidad del Athletic Club (así se llamaba el club ‘colchonero’), pese al cambio de nombre, jugadores, identidad y cuanto se quiera añadir.  Como tampoco duda nadie que hoy el Athletic Club siga siendo el Athletic de Bilbao.

Habría casos más singulares. El actual Málaga CF proviene del extinto Club Deportivo Málaga, disuelto por insolvencia en 1992, pero fundado en 1933 con el nombre de Club Deportivo Malacitano, tras la unión del Fútbol Club Malagueño y el Málaga Sport Club, herederos del fundacional Málaga Football Club, surgido en  1903,  y el efímero Real Málaga FC. ​ Sin embargo adopta para su fundación la fecha de 1948, cuando se creó el filial Club Atlético Malagueño, que gracias a poseer un número de registro independiente en la RFEF permitió al actual Málaga reiniciar andadura en su lugar.

Documento de constitución de la junta directiva de la Sportiva, primer nombre de Osasuna, fechado el 31 de Mayo de 1919.. ARCHIVO

El fútbol daría para más ejemplos, sin siquiera salirnos del antiguo, antiquísimo, Reino de Navarra. Por cierto ¿desde cuándo podríamos hablar de Reino de Navarra, desde Sancho VI el Sabio, que le dio este nombre en el siglo XIII? Poner ahí la fecha resulta tan ilógico, según la teoría del Archivo General de Navarra, ciertamente una autoridad en materia histórica, como negarle a Osasuna su autenticidad previa a 1920, es decir el nacimiento en 1919.

Sancho VI el Sabio redefinió fronteras, concepto e identidad de reino, pero sería absurdo ignorar a Navarra como reino de Pamplona, sea en el siglo IX con los Iñigos, ya inhumados en Leyre con honor de reyes, o en el siglo X con los Jimenos que articulan  realeza y reino a través de la continuidad dinástica por medio de la reina Toda. En fin, Osasuna había nacido incluso antes de que el Registro Civil, digamos, constatase su nombre, es decir, antes del 31 de Mayo de 1919, sin duda, la fecha de referencia fundacional.

Podrán celebrar el centenario un año y medio después y, como osasunistas, todos les secundaremos porque el Club se merece todo. No obstante, ningunear un centenario constata la incapacidad de los rectores para con un club que presumen servir, o de su departamento de Comunicación que ignora la verdad documental. Muy grave.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Osasuna ha ninguneado su centenario (II)