Opinión / osasuNAvarra

Osasuna, a duras penas, llegará vivo a Valladolid

Por José Mª Esparza 28 mayo, 2018 - 8:06

Demasiadas dificultades para vencer al colista, incertidumbre en los espectadores, que no sabían si despedirse hasta el mes que viene o hasta la temporada próxima, y también satisfacción porque mientras haya vida no mueren las ilusiones.

Osasuna - Lorca. PABLO LASAOSA
Osasuna - Lorca. PABLO LASAOSA

Lejos de despejar dudas, la victoria ante el Lorca las aumenta. De entrada, queda en el aire el futuro inmediato del equipo. Si ante el colista encuentras tantas dificultades, sufre tantos apuros para arrancar una pírrica victoria, ¿qué puede pasar entonces en Valladolid, donde los tres puntos resultarán fundamentales? Al menos allí viajará el equipo con el derecho adquirido de disputar un billete al play-off. No es poco, con todo lo que ha diluviado, pero el problema ahora es otro. Debe ganar sí o sí. Por goal-average particular podría valer el empate, algo harto complicado porque podrían darse triples empates perjudiciales, y sobre podrían adelantarles Oviedo y Numancia. Solo vale la victoria que tanto cuesta.

Decíamos que el triunfo ante el Lorca levantó dudas, y las dejó el equipo mismo. El entrenador ha recibido hasta ahora todos los palos por el deficiente comportamiento de sus hombres. Indudablemente, la responsabilidad primera y última recae sobre él. Sin embargo, un partido como el del Lorca levanta otro tipo de sospechas. Las de la calidad del proyecto. No resulta fácil entender cómo ante un rival descendido, colista de hecho, en un partido de guante blanco, con una sola tarjeta amarilla en los instantes finales, Osasuna sufra tanto, no cree una sola oportunidad en la primera parte, las haga a base de empuje en la segunda, falle tantas, y sobre todo pase tantos apuros por los pasillos que deja en defensa.

Si el rival ayer no se llama Lorca, es decir, sabe aprovechar durante la segunda parte el desbarajuste táctico rojillo provocado por el ansia de gol, con el equipo literalmente partido en dos, con espacios descontrolados por cualquier parte, para Osasuna ya habría terminado la temporada. Cuesta entenderlo. Siguiendo la pizarra táctica, en la primera mitad el cuadro navarro mostró un comportamiento plano, y así comenzó la segunda hasta que al cuarto de hora saltaron todas las urgencias, y el equipo marchó desesperadamente a por el gol de la victoria. La grada le apoyó y siguió, el partido fue otro. Pudo acabar mal, pero al menos transmitió vida. Mejor así, morir en el peor de los casos, que languidecer hasta una muerte segura.

Ahora bien, ¿cómo es posible que esta plantilla, que ella misma se ha vendido como la mejor de la categoría, se muestre con tan escaso poderío ante el colista? Las respuestas de la tensión, la presión, el estrés o bloqueo emocional no sirven. Se trata de un equipo de profesionales, que además llevan un comportamiento similar toda la temporada. Sí, toda. Al principio al menos obtenía algunos resultados, y luego no tantos, pero las diferencias en el juego de un partido u otro apenas se han notado. Da igual que sistema haya empleado el entrenador o si modifica mínimamente el estilo de juego para dar entrada a uno de sus imprescindibles. Solo en los partidos que, como ante Lorca, se ha desmelenado tirando de empuje y casta ha transmitido algo.

Quizás los jugadores también debieran dar alguna explicación, y no solo del juego, sino también de la fragilidad anímica o de la impotencia futbolística. Ante el Lorca, por ejemplo, una vez marcado el gol, de nuevo tocó pedir la hora, máxime tras fallar el penalti. Ni de penalti regalado, no por el árbitro sino por el Lorca. En tales circunstancias, hasta salió bien la entrada de ‘Arzurica’, para dar más control en el centro del campo, donde el equipo quedaba literalmente partido en dos. Sin embargo, y menos ante el Lorca, Osasuna no puede terminar así la temporada casa. Aunque solo sea por enmendar la imagen dada resulta necesario el play-off. A ver qué ocurre en el Nuevo Zorrilla.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Osasuna, a duras penas, llegará vivo a Valladolid