Opinión / osasuNAvarra

Fran Canal, la mancha en el presupuesto de Osasuna

Por José Mª Esparza 24 octubre, 2019 - 9:12

La comisión económica de Osasuna desvela que el director general tiene otro contrato paralelo con su despacho y alerta de que esta vinculación podría comportar riesgos fiscales para el club. 

El director general de Osasuna, Fran Canal, analiza la demanda presentada por el ex pre-candidato a la presidencia de la entidad, Juan Ramón Lafón (30). IÑIGO ALZUGARAY
El director general de Osasuna, Fran Canal, analiza la demanda presentada por el ex pre-candidato a la presidencia de la entidad, Juan Ramón Lafón (30). IÑIGO ALZUGARAY

La Comisión Económica de Osasuna ha dado su aquiescencia a los presupuestos pasado y futuro que Osasuna someterá a la asamblea de compromisarios el próximo domingo.

También  ha desvelado en su último informe que Fran Canal Fidalgo, director general, además de su contrato laboral dispone de otro contrato con una entidad mercantil vinculada a sí mismo, Roca Abogados, de la que es socio director y, según su portal web, “asesora a clubes de fútbol y grandes empresas”, lo que también pondría en entredicho su supuesta exclusividad con el club navarro.

 La Comisión Económica que será relevada en la próxima asamblea, tuvo que reiterar al club su solicitud para que se le facilitara el contrato de Fran Canal, y tras conocer el doble contrato, advierte que “esta vinculación hace susceptible a este contrato de ser utilizado para derivar parte de las retribuciones por los servicios personales del empleado a la entidad, circunstancia que de llegar a producirse podría comportar riesgos fiscales para el club”.

Además de lo chocante que resulta que un club pague prestaciones por servicios a una empresa de su director general, otros expertos contables consultados por este medio constatan también las sospechas de hipotéticos pagos que podrían realizarse a la citada empresa, de los cuales no se tiene constancia, como tampoco el club ha dado a conocer el sueldo de Fran Canal, ni que parte cobra por un lado o por otro.   

Tras las quejas en asambleas, las reticencias de la Comisión Económica durante los dos últimos años, y cierto malestar en la masa social, el servicio de prensa del Club informó el pasado junio que el director general Fran Canal Fidalgo, “que venía desempeñando sus funciones de forma externa a través de su despacho profesional”, Roca Abogados, seguiría “trabajando de la misma manera que hasta entonces”, pero “pasará a estar en plantilla y por tanto cobrará una nómina como el resto de los trabajadores”.

Como la Comisión Económica ha dejado claro, esto no fue del todo cierto. Había carta escondida. Contrato laboral sí, pero también pagos a Roca Abogados. Continúa por tanto el ‘culebrón’ que inició Fran Canal desde su llegada a Pamplona, donde sus maneras de proceder siempre han encontrado detractores.

El propio Fran Canal no es ajeno a estas críticas y, quizás con objeto de que un órgano como la Comisión Económica no le vuelva a dar disgustos como este último, verá con buenos ojos la entrada en ella del ex directivo Alfonso Ramírez, que se ha presentado para las elecciones que la asamblea de compromisarios celebrará el domingo para renovar esta comisión.

La relación entre Fran Canal y Alfonso Ramírez se hizo muy estrecha mientras coincidieron en el club. Tanto es así, que Canal nombró a Ramírez  portavoz de la Junta, sin que mediara acuerdo de ésta, a través de una entrevista en un medio de comunicación por la que se enteraron entre otros quien era el portavoz del club oficialmente nombrado.

Desde la salida del club como directivo, Ramírez y Canal han mantenido contacto frecuente. El director general trató de retornarle al seno del club a través del cargo de defensor del socio, a lo que se negó la Junta Directiva, que seguramente tampoco verá con agrada esta nueva tentativa del director general y su ex para controlar otro órgano más del club.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fran Canal, la mancha en el presupuesto de Osasuna