• miércoles, 08 de febrero de 2023
  • Actualizado 17:40

Opinión / osasuNAvarra

No pudo ante Osasuna el equipo de Bilbao

Por José Mª Esparza 10 enero, 2023 - 0:08

Esta vez, no. Se estrellaron los bilbaínos. El equipo de la periferia les amargó la noche. Les dejó la sensación de haber jugado más y mejor, pero el Athletic Club no ganó, se dejó dos puntos.

Mejor no mirar las estadísticas, apabullantes para los bilbaínos. Solo en los balones perdidos (182 el Athletic, 181 Osasuna) salen ganando los rojillos, y eso que no hilvanaron dos pases. Pese a todo lograron un puntazo. Un empate que, si me apuran, sabe a victoria por su significación, por el escenario, por la historia, por la dinámica que arrastraba el equipo de Jagoba Arrasate, por la satisfacción que deja en el aficionado navarro.

Dicho lo dicho, el partido no me gustó. El punto sí, mucho, muchísimo. Pero el partido, casi nada. El trabajo defensivo y nada más, ante un rival parejo en la tabla, no me parece muy defendible. Aparte de que en cualquier rebote se va por la borda todo el trabajo, es una cuestión de idiosincrasia, de personalidad, de creencias, de mirar por lo menos a la altura del hombro, de competir de tú a tú, con mejores argumentos, más valiosos.

que Bien es verdad Osasuna venía de un partido horroroso en Anoeta y de otro no menos lamentable en Tarragona, algo que también pesa en buenas dosis de falta de confianza, de necesidad para recuperar sensaciones positivas. Ahí se la jugó el míster. Planteó un encuentro defensivo ciento por ciento. Prácticamente saldo con apenas una llegada en cada tiempo todo su bagaje ofensivo, y eso que la de la segunda mitad casi pudo cambiar el rumbo de la historia, el resto del juego transcurrió en campo navarro.

Un monólogo bilbaíno, al que Osasuna, evidentemente, supo marcarle los tiempos. El Athletic Club tiene sus virtudes, no muchas, pero sí claras, diáfanas. Tienen velocidad y físico. No andan sobrados de técnica, pero sí de ganas, de empuje. Pararlos no resulta fácil por la fuerza que desarrollan. Sin embargo, hacerlo resulta tan sencillo como terciar al toro bravo en el ruedo, labor que exige cabeza fría, temple y, claro, trabajo a destajo.

El acoso continuo avasalla sino aciertas a controlarlo. Afortunadamente, Osasuna supo hacerlo. El Athletic Club quiso proponer, pero no lo hizo. Corrió mucho, pero hacia ninguna parte, sin encontrar espacios. No pudo combinar en ataque, ni creó ocasiones claras. Sumó mil aproximaciones, pero eso ni cuenta. Lanzó catorce córners por uno solo los rojillos, ¡y qué! Tal y como transcurrió el partido, lo mismo habría dado que hubiese lanzado treinta.

Un dato. El árbitro Melero López, de sobresaliente, por cierto, no concedió descuento alguno en la primera mitad, y apenas cuatro minutos en la segunda parte pese a los nueve cambios realizados. Otro dato, solo hubo una tarjeta amarilla. Es decir, partido intenso donde los haya, sin cejar en el empeño, y de guante blanco, noble. Un lujo.

Lo dicho, el torico bravo sale de chiqueros, parece que va a morder, llevare todo por delante el ruedo entero, pero no. A base de capotazos, de morder el engaño con nobleza, pierde fuerza, entrega sus armas, acaba impotente, sumido en el engaño. Como el Athletic Club.

Dos últimos apuntes. No era partido para Budimir, ni para nadie en punta, en un partido sin dos pases seguidos, ni una triangulación o un balón colgado a la olla. No obstante, bien por su titularidad. Al ‘principe’ hay que darle continuidad, la merece el jugador y Osasuna la necesita. También elogiar el estreno de Diego Moreno. Enhorabuena y felicitaciones para el nuevo jugador de Primera.

Sin embargo, desaprobación absoluta a la salida de Kike García, el goleador de la Copa ante el Fuentes, Arnedo y Nàstic, mientras el incansable y bullanguero Ezequiel ‘Chimy’ Ávila se mordía las uñas en el banquillo. Increíble. Posiblemente, la ocasión de Manu Sánchez habría tenido otro protagonista y diferente resultado. Lástima que el técnico no estuviera en ésas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
No pudo ante Osasuna el equipo de Bilbao